lunes, 15 de octubre de 2012

Las cesiones


El enorme periodista Siqué Rodríguez desveló el pasado jueves en la Ser que dentro del cuadro técnico culé hay una cierta preocupación porque los jugadores jóvenes ven cada vez más con recelo la posibilidad de ir cedido a otro club. Lo ven como un paso atrás enorme.


No ha ayudado nada los últimos casos. La lista es larga, pero chicos como Botía, Xavi Torres o  Riverola han marchado del club en los últimos años y no han logrado volver al club. Y quien ha marchado, ha tenido éxito pero  no pasando directamente al primer equipo, sino jugando antes en el filial, que es lo que hizo Cuenca.
Entendemos perfectamente el miedo de los jugadores. Ven como Busquets, Pedro, Tello o Cuenca se han hecho con un sitio en el primer equipo sin irse cedido. Algunos de ellos han estado algún año sin jugar mucho ni con el filial, ni con los mayores, pero a la larga si tenían  nivel lo han podido demostrar.
Dos Santos se ha negado en reiteradas ocasiones en irse cedido, a pesar de saber que le sería difícil jugar y viendo como S. Roberto le pasaba por delante. Fontàs ha tenido que claudicar y ha aceptado irse al Mallorca cedido, pudiendo jugar ya por que el equipo de Caparros tiene la posibilidad de fichar por la lesión de  Joao Víctor.
¿Es bueno para el club  que no se vayan los jugadores? Pues no lo sabemos. Pero parece ser que cuando te marchas es más difícil volver.  Un ejemplo es Botía, que ha estado jugando francamente bien durante años en el Sporting y nunca se consideró su vuelta. Ahora en un equipo con aspiraciones, está mostrando un nivel competitivo muy alto.
Cuando un jugador marcha cedido es difícil que juegue en un ecosistema como el culé. Ya saben eso de la defensa adelantada si eres defensa, jugar a un toque y presionar rápido si eres centrocampista, etc. A Piqué su paso por el Zarazoga y Manchester le ha convertido en lo que hoy es( sí, no se fue cedido, es cierto).
El día en que un jugador cedido vuelva para ser importante ese día los jugadores jóvenes verán esa posibilidad como un paso más para llegar al Camp Nou, Mientras, se mirarán en Thiago, Cuenca o Montaya. Compañeros que sacrificando algunos años, han conseguido hacerse un hueco en el primer equipo.
No sabéis cuánto nos gusta la cantera!!!
The Digital Garden.
Daniel Arias.
Foto: Elmundodeportivo.com

10 comentarios:

toño dijo...

Yo creo si se les cede es porque, directamente, creen que no valen. No es para vigilar su evolución. La evolución de Fontás, por ejemplo, para jugar en el Barça, ya está más que vista.

Si se convencieran de que, cuando no les dan oportunidades en el primer equipo, por algo será, les iría mejor.

Si estuvieran en un club donde no se sube a nadie y no se confía en los jóvenes, entendería que pensasen que ellos sí van a ser capaces de hacerlo, pero si se confía en unos cuantos y en ti no, algo te falla, quizás no dés el nivel.

Pi dijo...

1. No caben todos. Es imlosible, salvo que cada dos o tres años se cambie la plantilla completa por gente de la cantera. Y ni así.
2. El primer equipo de fútbol del FC Barcelona es un equipo de ÉLITE, no una ONG. Debe ser duro quedarse a las puertas, pero es lo que hay.
Y 3. No recuerdo la última vez que coincidí con Toño, pero en este caso es al 100%. Estos últimos años no hay fantasmas que ver en cuanto a ascensos al primer equipo.

Caesar999 dijo...

Bueno... comulgo con el post, y con los comments de Toño y Pi... pero también enfatizo en que hubo algunos que no se fueron cedido sino vendidos... y jan regresdo con etiqueta de estrellas... y hablo de Piqué, Cesc y Jordi Alba, lo que demuestra que los técnicos que dejan ir a algunos canteranos se equivocan... y se equivocan mucho; pues es inegable ver que hay chavales de 16 y 17 años que la estuvieron rompiendo en su categoría, como Bojan y el mismo Gio dos Santos, quienes hasta prueba en contrario no han despuntado en forma definitiva y demostrado que son unos cracks, aunque aún pueden explotar en los próximos meses.

En cambio, los mencionados Piqué, Cesc y Alba se fueron porque nadie daba un cinco por ellos... y luego hubo que pagar para repatriarlos.

toño dijo...

@ Caesar:

Esos 3 jugadores que hablas son casos diferentes, por el tema de la edad. Siempre hay fallos, pero con 15, 16 o 17 años. Con 20 años o más, las cosas ya están claras, y no entiendo mucho que se nieguen a marcharse si les dejan ver tan claramente que no cuentan con ellos. La mayoría de ellos tienen calidad para ganarse la vida muy bien jugando en 1ª División, y hasta para ahorrar para vivir sin pegar golpe hasta que se les apague la luz, pero para jugar en el Barça hace falta más, no basta con ser bueno, hay que ser de los mejores.

Sefi_Dios dijo...

Caesar

Piqué y Jordi Alba no sé, pero que nadie daba un duro por Cesc... Ni de coña vamos. El chaval tenía la confianza de los técnicos, y aún así decidió marcharse (para mi, hizo lo mejor para su carrera, que conste, pues aunque tengas la confianza, puede que al final algo se tuerza).

Por cierto, si se menciona que Cuenca se fue cedido, no sé por qué luego se pone como ejemplo de jugador que permanece en el club y se gana el puesto (aunque luego de su cesión retornase al B y estuviese un año a medio camino entre un equipo y otro)

Dr Fernando y Mr Borja dijo...

Que queréis que os diga, entiendo perfectamente que los chavales no quieran salir cedidos. No porque no vayan a volver sino porque considerarán que no les han dejado mostrar su verdadero nivel.

Será porque lo asocio a mi situación profesional. Pero sin oportunidades y sin confianza de los de arriba es complicado.

Y también hay que entender la carga emocional que es dejar el Barça, su equipo del alma y donde han jugado siempre.

ferpg dijo...

Yo creo que una cesion a un equipo de primera (vease Mallorca) no tiene que ser un paso atras. No siempre va a haber sitio ni minutos en el primer equipo para gente que lo que le hace falta es eso, horas de vuelo.

Evidentemente y como decis no es lo mismo 18 años que 21, si con esa edad no vales o no eres mejor que el que está el agarrarte a una ficha te puede dejar fuera de mercado.

R.I.P. dijo...

Hoy hace ocho años, el técnico culé, Frank Rijkaard, mandó a la cancha a un chavalillo de La Masía, haciéndolo debutar en partido oficial. Era el minuto 82 de un Cornellá vs. Barça, el cambio fue por Deco.

Ah, que se me olvidaba... El chaval se llama Lionel Andrés Messi.

Sefi_Dios dijo...

Bravo Juanfran

el jardin dijo...

nuevo post.
Lo de juanfran es...madre mía. Pero que hace. Si ya estaba acabado el partido. Hay errores y errores. Pero ese error es de falta de inteligencia. Enteindo que un jugador falle un pase, falle un gol a puerta vacía, entiendo que un portero la cague, etc.
son errores puntuales, de acierto.
lo de juanfran es de poco listo.
así, sin más.