viernes, 25 de enero de 2013

Estádisticas de verdad


El fútbol es un deporte conservador. Sus reglas prácticamente no han cambiado nada desde que se creó allá por mediados del siglo XIX. La gran mayoría de gente ve con malos ojos la introducción de la tecnología en el tema arbitral. El conservadurismo del fútbol, como en todos los aspectos de la vida, fundamentos sus argumentos en que las cosas ya van bien tal y cómo están y no hay necesidad de cambiarlas.
Debido a que es el deporte que más expectación genera en el mundo entero todo tiene que seguir igual. Mientras tanto, las sociedades cambian. Las posibilidades que ha ido aportando la evolución son despreciadas tanto por los que viven del fútbol como por muchos aficionados que lo disfrutan y sufren.
Eso pasa con las estadísticas y el fútbol. Dicen que hay tres tipos de mentiras, las grandes, las pequeñas y las estadísticas. Así ve mucha gente está ciencia. Para muchos sus métodos quedan descalificados ya que permiten decir   que si tú tienes dos casas y yo ninguna, los dos tenemos una. Bajo esta premisa falsa, mucha gente ve con malos ojos cualquier cosa que pueda ser explicada a través de los números.
Obviamente, en el conservador mundo del fútbol, los números son algo tabú. A pesar de  la proliferación de múltiples y diversos datos vertidos en relación al fútbol y lo que lo rodea, pocos de ellos sirven para intentar explicar mejor el juego en sí. En el fútbol la utilización de los datos como herramienta para analizar lo que sucede sobre el campo es mínima, sí lo comparamos con otros deportes.
El argumento utilizado para explicar este hecho es la complejidad del juego. Las múltiples acciones que se producen durante los 90 minutos hacen que sea verdaderamente difícil mostrarlas en números. ¿Es esto así? ¿De verdad el fútbol no se puede expresar bajo algunos parámetros numéricos? ¿Aportarían algo estos datos?
En USA la pasión por el fútbol va creciendo poco a poco. Lo que no hace falta que vaya a más es la devoción que sienten por las estadísticas y números. Allí, todo se mide en números, no hay nada para lo que no haya una estadística que lo explique. Lógicamente, el fútbol también está comenzando a ser tratado de forma estadística.
La MLS, la liga profesional de fútbol en USA, tendrá la próxima temporada( comienza en el mes de abril del presente año) una información completa y detallada de todo lo que hagan cada uno de los jugadores que jueguen en ella. Han llegado a un acuerdo de colaboración con Adidas (http://bleacherreport.com/articles/1265039-mls-adidas-announce-worlds-first-smart-league-in-world-soccer) para que todos los jugadores tengan un chip mientras jueguen y se vayan volcando datos en un ordenador que después serán usados por técnicos y, parte de ellos, prensa. Algo parecido lleva realizando el Manchester City en los últimos dos años (http://www.mcfc.co.uk/Home/The%20Club/MCFC%20Analytics)
Sin embargo, sin necesidad del uso de la tecnología, analizando visualmente lo que ocurre en un terreno de juego se puede intentar comprender como ha sido un partido, como está siendo una temporada. Con el uso de las estadísticas, de la misma forma que se hace en el baloncesto.
La película Moneyball hay hecho que el nombre de Billy Beane sea conocido más allá de los Estados Unidos. Beane cambió la concepción clásica del Béisbol. Con sus métodos estadísticos, revoluciono por completo la concepción del juego. Lo mismo se está pretendiendo hacer con el fútbol.
Hay varios movimientos que llevan años intentado hacer con el fútbol lo mismo que hizo Billy Beane con el Béisbol (http://www.soccernomics-agency.com/) . Algunas de las vías para conseguirlo son realmente complejas de entender(  http://www.soccermetrics.net/), pero están en continuo proceso de evolución para intentar dar con la manera más adecuada.
El margen de mejora es amplísimo. Tanto a la hora de juzgar a un jugador, como cuando se trata de un equipo. Las estadísticas, los números, aportarían una fotografía general y completa del juego que permitiría elaborar análisis mucho más fundamentados de los que se hacen en la actualidad.
¿ Está jugando el Real Madrid de esta temporada mucho peor que en la pasada? ¿Es el Barça de Tito mucho mejor que el último Barça de Guardiola? ¿Hay mucha diferencia entre el Alves del último año con el de sus dos primeros años en el Barça? ¿ Casillas y Valdés están muy lejos de su mejor forma? ¿Puede la estadística darnos la respuesta a estas preguntas? ¿Cómo?
En la actualidad lo más parecido a una base de datos estadística que intenta explicar el juego es la que ofrece Catalunya Radio en las retrasmisiones que hace el Maestro Puyal. Intentan reflejar y cuantificar los datos del equipo y de los jugadores. Cuantifican los pases acertados y errados, los chutes a puerta, la localización del juego, los robos de balón y donde se han producido, etc. (aquí el ejemplo http://es.scribd.com/doc/119846354/barca-cordova-8ns-tornada )
La tabla no es perfecta, encontramos a faltar datos como las llegadas al área o las ocasiones reales de gol ( no todo chute es una oportunidad real de gol). Pero es un punto de partida excepcional para intentar explicar y comprender mucho mejor el juego de un equipo. Permite compararlo objetivamente de un año a otro y a un equipo con otro.
¿Conocemos cuántas ocasiones de gol genera el Madrid este año? ¿Cuántas concede?¿Lo podemos comparar con el año pasado? Lo mismo podríamos hacer con el Barça y con cualquier otro equipo. El fútbol consiste en ser mejor que el rival. Eso no quiere decir marcar un gol más que el rival. Se puede ser infinitamente mejor que el rival y perder.
Un equipo cuando comienza el partido pretende generar las máximas ocasiones de gol posibles y conceder las mínimas. Estaríamos de acuerdo en  que si numéricamente hablando entre un año y otro hay poca diferencia entre estos parámetros significaría que el equipo juega igual pero lo que le falla es el acierto en las porterías. Las estadísticas nos darían esa información.
Individualmente también se podría hacer lo mismo. Como la función de cada jugador es diferente, se deberían cuantificar datos distintos según la posición. Por ejemplo, para saber si Iker o Valdés están mejor o peor que el año pasado, se debería medir el porcentaje de paradas que tienen, las intervenciones de mérito que hacen, el porcentaje de acierto en las salidas por alto, etc. Solo son ideas, seguro que hay gente capacitada que sabría dar con los parámetros adecuados.
Nada de eso se hace en la actualidad de forma global y generalizada. En la página de la LFP es imposible encontrar datos como los que aporta cada partido Carles Doménech en Catalunya Radio. Ningún medio de comunicación hace lo mismo para otros equipos(o al menos lo desconocemos).
No sabemos si se es posible conseguir lo que hizo Billy Beane con el Béisbol. Lo que si creemos es que el uso de las estadísticas en el fútbol está infrautilizado. Y la mayoría de veces, cuando hacemos uso de ellas es para aportar datos intrascendentes que poco ayudan a una mejor  comprensión del juego.
No sabéis cuánto se puede hacer en el fútbol!!!
The Digital Garden
Daniel Arias

20 comentarios:

toño dijo...

Ahí van unos números:

Barça: 14 títulos en 4 años, 5 semifinales de Champions en 5 años, 6 semifinales de Copa en 7 años, 8 puntos de ventaja al Atleti, 15 puntos al Madrid, 2-6, 5-0.

Messi: 50 goles en una Liga, 4 Balones de Oro, 91 goles en 1 año, y muchos más.

¡Toma números!

toño dijo...

Creo que las estadísticas definen más a unos jugadores que a otros.

Por ejemplo, Alves es un jugador cuyas estadísticas de asistencias marcan muy bien su nivel de juego, cuando son muchas es que está a nivel alto, cuando son pocas es que no merece la pena tenerlo en el equipo.

De otro lado, por ejemplo, tenemos a Iniesta o Xavi. En 8 años, 5 Ligas, 2 Copas, 3 Champions, 2 Mundiales de Clubes, 1 Mundial, 2 Eurocopas, y sus estadísticas personales no dicen que sean tan buenos.

R.I.P. dijo...

Depende de cuáles estadísticas de Iniesta y Xavi se tomen en cuenta, si son las de goles pues sí, no son tan buenos como Messi, pero si tomamos las de cantidad de pases hechos y porcentaje de pases completados (las ponen en los partidos de la Champions), hacen buena aquella frase de Sir Alex Ferguson al terminar la final de Roma: "Si el juego se trata de quitarle el balón a Xavi e Iniesta, el partido pudo haber durado toda la noche."

Pi dijo...

Iba a decir exactamente lo que dice RIP. Precisamente por ahí va el post, por ampliar los datos que se ofrecen del juego.
Hay entrenadores que llevan años analizando otras cosas, Benítez por ejemplo es un de los más varguardistas en cuanto a análisis de datos... pero no va más allá, el fútbol pide algo más que números, hay muchos intangibles.
Pero sí que ayudan y mucho, según qué datos. Xavi es de los que más km hacía hace un par de años, mismamente... pero casi sin un cambio de ritmo fuerte en todo el partido.

Sefi_Dios dijo...

Y yo que esperaba el post de Valdés...

Caesar999 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caesar999 dijo...

Hay deportes que tienen todos los ingredientes necesarios para hacer un gran cocktail de estadísticas; los gringos se especializaron en hacerlo con el Baloncesto y el Beisbol... donde ahora sin el uso de las estadísticas estaríamos perdidos al evaluar a los jugadores.

El fútbol es muy diferente... pues a diferencia de aquellos deportes más americanizados, los marcadores son mucho menos abultados... y la mayor parte del juego se desarrolla en el medio campo, y si observamos que los cambios de ritmo son tan vitales, y no veo la manera de representarlos en ninguna tabla estadística, los datos que nos arrojan los números no nos ilustran más allá del número de goles, asistencias, tiempos de posesión, disparos y faltas. No hay más... así que mientras las reglas son como son en esto del fútbol, las estadísticas no serán tan importantes como en otros deportes.

Eso sí... urge la aplicación de la tecnología en los arbitrajes, pues todo avanza en su revisión y crítica; desde los replays, cámara lenta y movimientos en tercera dimensión... que hasta el mejor árbitro del mundo seguirá siendo criticado, ofendido y en ocasiones atacado con razón y sin defensa posible, mientras no lo equipen con tecnología de punta.

Caesar999 dijo...

Chistecín cruel de los viernes:

-Jefe... auménteme el sueldo, que hay cuatro empresas detrás de mí.

-Cuáles son...

-El cable, el gas, la luz y el teléfono.

No sonrían!!!

toño dijo...

Estoy bastante de acuerdo con Caesar, quizás sea por los marcadores cortos del fútbol que las estadísticas no son tan importantes ni definen tanto al jugador. Creo que las estadísticas nunca harán la justicia suficiente a lo decisivos que son Xavi e Iniesta.

Desconozco, por ejemplo, cuales son las estadísticas de Alba esta temporada, pero creo que es claro que ha sido un jugador importantísimo y que ha permitido al equipo jugar de otra manera.

R.I.P. dijo...

Seguramente muchos se sorprenderían al comparar algunas estadísticas "no tradicionales", por llamarlas de alguna forma (las que quedarían fuera de la lista que hizo César), de Dani Alves y Jordi Alba esta temporada. Se sorprenderían, digo, porque las cifras de ambos serían similares. Y sin embargo, a la hora de valorar qué tan bien ha jugado uno y otro, la sensación de la mayoría de los culés (me incluyo) es que no hay color.

Al menos no para nosotros, porque los técnicos, visto lo que han insistido con Alves, piensan y valoran diferente. Lo mismo iría con respecto a Alexis Sánchez.

Sefi_Dios dijo...

Joder, ¿soy el único que piensa que Alves está haciendo una buena temporada?

Dr Fernando y Mr Borja dijo...

Buenas.

El problema que le encuentro a usar estadísticas (y métodos cuantitativos) es que apenas sirven de ayuda a comprender el fútbol. Pueden ser de ayuda para uno o dos aspectos, pero nada más.

Un enfoque cuantitativo del fútbol seguramente no tendría en cuenta muchos aspectos, no solo cualitativos (por ejemplo, interpretación de una jugada por parte del arbitro), sino contextuales (no es lo mismo jugar en una alfombra como el Camp Nou que en un patatal tipo Las Gaunas).

El fútbol, por esencia, en mi opinión, es un deporte cualitativo. Y nosotros, como culés, deberíamos entenderlo así. Muchas veces hemos hablado de que nos importa ganar pero también el cómo ganar.

Una jugada de Messi, yéndose de tres rivales, no se puede explicar con estadísticas. Además, una de las cosas bonitas del fútbol es que es impredecible. No siempre gana el mejor. Cosa que las estadísticas no podrían explicar.

De todas formas, yo estoy a favor de la introducción de la tecnología en el fútbol, siempre que haga más justo (o dicho de otra forma, que reduzca ciertos errores humanos).

Saludos.

R.I.P. dijo...

Sefi, la temporada de Alves podría ser mejor. Yo creo que si algo lo ha caracterizado es su regularidad, pero esta temporada, y parte de la anterior, ha estado muy irregular, combina buenos partidos con... no diría desastres, pero se acercan.

Me gusta creer, como Tito y Roura han manifestado creerlo también, que el tipo va para arriba en su nivel de juego. Ojalá, porque como se vio en Málaga, lo necesitamos.

el jardin dijo...

Buenas
el problema del fútbol es , creo, lo contrario que decis.
Estadísticamente,hay tanto que sumar que no se hace por pereza.
Datos que ayudarían a entender el fútbol mucho más.
Cuantas vece roba ele quipo la pelota en su campo o en el rival.
Las ocasiones de gol llegan por el centro o bandas
cuantas veces llega al área un equipo
cuantas veces llega a línea de fondo los laterales
cuantas intervenciones de peligro tiene un portero y cuantas resuelve bien
cuantas posesiones de más de 10 pases tiene un equipo
y así, hay mil!!!! y no se hace.
Lo raro, es que no se haga como normal la table que os pongo en el post que hace catalunya radio.
es incompresible.

salva dijo...

Los primeros que deberían usar, no ya las estadísticas si no las realidades son los comentaristas de fútbol. Por ejemplo aquí se dijo del último partido contra el Málaga que en el primer tiempo, fuera de las ocasiones convertidas en gol, no hubo más, o sea que no solo se falsea la estadística si no la realidad.
Bienvenida la tecnología, pero opino que en el futbol con 28 participantes, con misiones muy diferentes cada uno,... e infinitas situaciones para juzgar simplemente un pase en el centro del campo, podrían aportar datos estadísticos totalmente diferentes según el interés, no tan imparcial, del juzgador. O sea que en el fútbol, la frase de: verdades, medias verdades, mentiras y estadísticas, se cumpliría a rajatabla.
Si Xavi en un partido da 20 pases y todos a algún compañero, estadísticamente habría dado el 100X100 de pases buenos. Pero, y aquí viene el pero, todos ellos llegaron al compañero peor situado y solo generaron posteriores pérdidas de balón, cuyas pérdidas contaron estadísticamente en negativo a cada uno de los receptores de los pases.
El tema, interesante, pero complicadillo....

R.I.P. dijo...

Por cierto, anoche vi que sacaron una estadística en un partido del fútbol mexicano, que me pareció interesante. En el juego Morelia vs. Chivas de Guadalajara, sacaron en ESPN que el Morelia realizó el 63 por ciento de toques de balón dentro del campo contrario, y lo compararon con el promedio de todos los equipos de la Liga azteca, que es del 47 por ciento.

Me gustaría saber cuál será la cifra que arroje el Barça en tal estadística, y si contabilizar eso a lo largo de digamos toda una temporada y compararlo con otros equipos de Europa, llega a significar algo.

R.I.P. dijo...

Hey, he escuchado que en muchos equipos el cuerpo técnico tiene un "estadístico", que hemos de suponer por semejante nombre, es el encargado de llevar la contabilidad de todas esas cosas que en la tele o la radio no muestran, por varias razones y no sólo por pereza (¿a qué hora narran el partido si se ponen a citar todas las estadísticas que se van generando? Se haría más bien muy tedioso para el público). Y que gracias a su trabajo, los técnicos pueden servirse de algo más que sólo su intuición para tomar sus decisiones.

¿Tiene el Barça un estadístico que es quien le dice a Tito y Roura que Alexis es más efectivo en hacer diagonales dentro del área que abren el pasillo hacia el gol a Messi, comparado con Villa y Tello? ¿O como dijo Pep en aquella gloriosa ocasión, no tenemos "gente que apunte estas cosas"?

Caesar999 dijo...

Ahora que RIP hace referencia al fútbol mexicano... vale mencionar que desde hace 3 años, los árbitros van equipados con un pequeño frasco de spray de una pintura blanca... así, en cada tiro libre el trencilla mide con sus pasos los once metros de distancia de la barrera... aplica ese spray... y en pocos minutos desaparece.
Ha sido una medida práctica y exitosa del fútbol azteca!!!

R.I.P. dijo...

Eso del spray también lo han aplicado en Argentina y en Brasil. Y sin duda alguna es un éxito, los árbitros saben marcar bien la distancia (se ve con las gráficas digitales que muchas cadenas de televisión están usando), y por la razón que sea, aún psicológica, los jugadores de la barrera no se adelantan de esa línea blanca. Así además los tiros libres se pueden cobrar más rápido, por supuesto.

Me pregunto por qué al tal Sánchez Armiño no le "hierve la sangre" por poner ese dispositivo en uso en el arbitraje español.

el jardin dijo...

nuevo post
sefi
de valdes la semana q viene.